Odesur da seis meses de plazo a Chile

Odesur da seis meses a Chile para que confirme los Juegos

El presidente del COCh llegó ante la plana mayor del organismo a explicar por qué el gobierno no puede garantizar aún la organización del certamen. Pidió cuatro meses y le dieron dos más, aunque cabe la opción de que renuncien.

Nota de Eduardo Urtubia, diario La Tercera de Chile

Publicación del diario La Tercera de Chile

Truena en Medellín y el movimiento en el Hotel Intercontinental es incesante. A un día del inicio oficial de los Juegos Odesur, la gente se agolpa en el lobby. Y afuera llueve, amenazante. Uno de los que ingresa es el presidente del Comité Olímpico de Chile (COCh), Neven Ilic, quien apura el paso antes de entrar a una reunión urgente. Ilic tiene cosas que hablar (y explicar) ante el Consejo Ejecutivo…

La información de que Chile iba a comunicar su intención de darse un nuevo plazo para entregar los detalles presupuestarios de la sede santiaguina en 2014 preocupó en el organismo subcontinental. Y sus dirigentes no se aguantaron las ganas de saber de boca de Ilic qué pasó en definitiva, explicación que recién hoy iba a dar en la Asamblea General Ordinaria Odesur.

Y le fue bien al timonel nacional. En 25 minutos explicó que el Estado chileno pide, al menos, cuatro meses de plazo antes de dar el sí definitivo y oficial a la realización de los Odesur. Le fue tan bien que, por unanimidad del consejo, se acordó aceptar la petición de Ilic. No sólo eso: le dieron tiempo hasta el 30 de septiembre. Seis meses, donde se podrán reajustar los recursos.

Toda la intención

Ya en la mañana, el nuevo director de Chiledeportes, Gabriel Ruiz-Tagle, daba señales desde Santiago de que los Juegos no están seguros en la capital. “Haremos todo lo posible por hacerlos”, dijo, palabras que Ilic ratificó, aunque con mayor claridad: “Si en algún momento del camino logramos determinar que no podemos efectuarlos, seremos los primeros en transmitirlo”.

La ausencia de Ruiz-Tagle en Medellín tuvo una lectura clara en la plana mayor sudamericana: el gobierno chileno no da visto bueno a la sede, al margen de que entienden que el escenario cambió radicalmente luego del terremoto. Pero Ilic tenía una explicación muy buena para justificar la ausencia: el director se quedó en Santiago para presentar este lunes un catastro de infraestructura al Presidente Sebastián Piñera.

“Más que el nuevo plazo, nos interesa mucho conocer el compromiso del Estado chileno”, comentó el tesorero de los Odesur y miembro de la Comisión Revisora de sedes, el paraguayo Ramón Zubizarreta, quien, de paso, desmintió la posibilidad de tener una alternativa como país-sede, pese a que el Presidente de Bolivia, Evo Morales, comentó públicamente su deseo de armar las competencias de 2014.

Un fuerte apretón de manos entre Ilic y el presidente de Odesur, el brasileño Carlos Arthur Nuzman, cerró un acuerdo feliz, por ahora…

Anuncios